Como lo indica el nombre, el acero al carbono es una aleación de acero con carbono, siendo este último su principal elemento. Además de estos dos, lo constituye también otros elementos como el hierro, magnesio, fósforo, silicio, entre otros.

Es muy útil para las construcciones dada su gran resistencia y durabilidad, además de que, gracias al carbón, el acero al carbono tiene niveles reducidos de tenacidad y ductilidad. Es así que existen cinco categorías de acero al carbono, las cuales son:

  • Acero extrasuave. Es fácil de manipular, soldar y deformar; lo cual lo hace ideal para usos como herrajes o plegados.
  • Acero suave. Es deformable a través de soldaduras.
  • Acero semisuave. Se usa para la fabricación de tornillos, pernos, elementos de maquinaria, etcétera.
  • Acero semiduro. Es resistente pero sí puede ser sometido a deformaciones. Se usa para transmisiones, cilindros de motor y partes de maquinaria.
  • Acero duro. Se usa en piezas de espesores no tan elevados como ejes o tensores.
En Corte Láser BMG somos expertos en acero al carbono, si te interesa cotizarlo, puedes ponerte con contacto por cualquiera de los medios disponibles.